domingo, 16 de abril de 2017

Germán Cuéllar un fotógrafo con una sensibilidad especial

Internet tiene a veces un halo de magia que te permite viajar y conocer gente sin moverte de la comodidad de tu hogar ni mirar más allá de la pantalla del ordenador. Y sin embargo, a veces, en ese contexto se producen encuentros que tienen la capacidad de impactar y despertar un cúmulo de sensaciones.
Eso es lo que me ha pasado al encontrar la página del fotógrafo mexicano Germán Cuellar, dice, en su página web, que entiende la fotografía como una manera de establecer un vínculo con el espectador, al que pretende provocar un sentimiento, contar una historia… y a poco que uno bucee entre las obras que muestra en su galería se da cuenta de que lo consigue plenamente…
Se considera un fotógrafo de viaje, y lo cierto es que vemos mucho mundo a través de sus fotografías, en perspectivas originales y únicas, descubrimos hermosos parajes de Venecia, Londres, Nueva York, Grecia, Madrid…, pero matiza Germán que “la fotografía representa un viaje en sí”, me atrevería a decir que representa el viaje de la vida, donde cada instantánea es un recuerdo del momento vivido.
De hecho, “Aquí y ahora” es el título de una de sus fotografías que se ha convertido en una de mis favoritas, refleja una maravillosa noche estrellada: unos árboles en sombra y una montaña, solo sirven de excusa para enmarcar un cielo plagado de estrellas que invitan a pedir mil deseos.
El cielo tiene una gran importancia en la mayoría de su obra, es una fuente de luz que invade la imagen dotándola de la atmósfera apropiada y ganando en profundidad. La fotografía es luz, y en Germán es una luz alegre aunque nos hace jugar con la nostalgia, los colores brillan con intensidad y aún cuando las imágenes son en blanco y negro huye de todo tenebrismo.

Sus imágenes de ventanas, puertas o personas nos invitan a inventar las historias de las vidas que hay detrás. Y tengo que reconocer que por mi vinculación al mundo del cine, me emocionó especialmente la fotografía del proyector centenario y la historia que cuenta a través de ella. Todas sus obras, e incluyo sus fotografías de arquitecturas, tienen algo de poesía son un reflejo de una sensibilidad especial que os invito a disfrutar.

1 comentario :

  1. Es verdad, las fotografías de German Cuéllar están llenas de voce, sentimientos, recuerdos...nos llevan de viaje y nos hacen soñar.

    ResponderEliminar