viernes, 23 de noviembre de 2018

Leda y el Cisne: el fresco de Pompeya




Massimo Osanna es el director del Parque Arqueológico de Pompeya, el segundo lugar más visitado de Italia tras el Coliseo, en sus redes sociales va mostrando los descubrimientos que se van realizando en el yacimiento. Esta semana han hecho el anuncio del hallazgo de un fresco excepcional que representa el mito de Leda y el Cisne.
Un fresco que representa la escena de Leda y el Cisne acaba de ser descubierto en Pompeya
Fresco en una Domus de Pompeya sobre Leda y el Cisne
El fresco fue hallado en un cubiculum (habitación) de una domus (casa) que debió de pertenecer a un comerciante rico asentado en la Calle Vesubio de la Región V de Pompeya. Todas las estancias analizadas hasta el momento en la casa están elegantemente decoradas. El año pasado en el vestíbulo se encontró un fresco del dios menos Príapo, hijo de Dionisio y Afrodita, se considera un Dios de la fertilidad.
Varias son las cosas que han sorprendido esta vez a los arqueólogos, en primer lugar, el buen estado de conservación del fresco y la intensidad de su colorido, pero también la manera de abordar el tema. La escena refleja un erotismo del que carecen otras representaciones con la misma temática; la mujer, en posición sedente, mira sugerentemente al espectador a los ojos, está cubierta con un paño dorado transparente con el cisne colocado en su regazo.
La versión del mito de Leda y el Cisne pintada por Correggio
Leda y el Cisne por Correggio

Leda y el Cisne: el mito

La mitología griega tiene varias versiones, pero la más aceptada, extraída de Las Metamorfosis de Ovidio, cuenta que Leda era una mujer tan hermosa que el propio Zeus la deseaba. Leda era la esposa de Tindareo, rey de Laconia. Un día paseaba siguiendo el curso del río Eurotas, cuando vio como un bello cisne salía del agua huyendo de un águila. Leda protegió al cisne, que no era otro que Zeus transformado, y este aprovechó para seducirla.
Esa noche Leda yació con su esposo, por eso al tiempo dio a luz a dos huevos, de uno nacen Pólux y Helena, hijos de Zeus inmortales; del otro, Cástor y Clitemnestra, hijos mortales de Tindáreo.
Tintoretto pintó su versión de Leda y el Cisne dándole un aire de sensualidad
Leda y el Cisne de Tintoretto

Las representaciones de Leda y el Cisne

El tema, como podemos ver en el fresco de Pompeya, fue ampliamente representado en época romana, no deja de ser una alegoría sobre la pasión. Entre 1510 o 1515, Leonardo DaVinci debió de pintar una obra basada en el mito, pero desafortunadamente hoy en día está desaparecida, aunque se conservan muchos de los dibujos preparatorios en las libretas del artista. También, está desaparecida la representación que sobre este argumento hizo Miguel Ángel.
Sí contamos en cambio con las versiones de Tintoretto (hizo varias). La de Correggio, que la pintó para el duque Federico Gonzaga y consigue narrar varias escenas del suceso en el mismo cuadro. La de Rubens, que se basaba en la de Miguel Ángel y refleja una carnalidad muy propia del maestro del barroco. Es de resaltar el hecho de que Zeus, al estar transformado en cisne, posibilitaba a los pintores la representación de una sexualidad prohibida si se tratase de dos personas.
Cezanne pintó también una versión moderna del mito de Leda y el Cisne
Leda y el Cisne de Cezanne

El tema ha llegado a épocas actuales, ha sido también representado entre otros  por Cezanne, Cy Twombly y Salvador Dalí.
La historia de Leda y el Cisne también ha inspirado composiciones musicales y poemas como los de Yeats y Rubén Darío
 
A través de enérgicos trazos Cy Twombly representa a Leda y el Cisne
Leda de Cy Twombly
El surrealista Dalí representó a Gala siguiendo el mito de Leda y el Cisne
Leda Atómica de Dalí


Fuentes:


0 comentarios :

Publicar un comentario