sábado, 10 de noviembre de 2018

Las grandes gamberradas de la historia del arte


Estamos acostumbrados a tomarnos el arte y sus manifestaciones como una cosa muy seria, algo para entendidos, pero muchas veces los artistas también se ríen de sí mismos, del pensamiento elitista  y a veces también de nosotros. Veamos algunos ejemplos:

1.- Los robos de Picasso


Está claro que Picasso era un genio transgresor y a veces muy radical. En el año 1911, fue junto con Apollinaire detenido para investigar si tenía algo que ver con el robo de la Gioconda. No fue casual su detención, solo 4 años antes su amigo Joseph Géry Pieret había robado unas estatuillas de origen ibérico, aprovechando las pocas medidas de seguridad que por entonces tenía el Louvre.
Picasso, que sabía perfectamente su origen,  compró las estatuillas y le fueron muy útiles pues le ayudaron a componer las Señoritas de Avignon, pero al enterarse del robo de la Gioconda quisieron deshacerse de ellas. Apollinaire intentó venderlas y la policía los pilló.

2.- El famoso urinario de Duchamp

En 1917, Marcel Duchamp puso a los miembros de la “Sociedad de artistas independientes de Nueva York” en un brete, al presentar bajo el seudónimo R. Mutt la obra “Fountain”. En realidad se trataba simple y llanamente de un mingitorio. Imaginaros a los sesudos señores dirimiendo ante un urinario temas como ¿qué es el arte y qué es la vanguardia? Al final rechazaron la obra, pero todos sabemos que ha pasado a formar parte de la historia del arte

3.- Los interruptores del MOMA

Harvey Stromberg ha pasado a la historia por ser un bromista nato. En los años 70 realizó lo que llamó "esculturas fotográficas”. Se trataba de una serie de más de 300 fotografías adhesivas realizadas a tamaño real. Representaban interruptores de luz, manijas de puertas que dispuso de manera ordenada por el MOMA de Nueva York. Algún responsable se volvería loco a la hora de encender la luz de las salas.

4.- ¿Conocéis al artista Nat Tate?

¿No?, normal no existe. Pero en 1988, David Bowie y John Richardson se rieron de lo lindo de muchos críticos en la presentación del libro “Nat Tate: un artista americano, 1928-1960”. A pesar de que ellos mismos se lo habían inventado muchos críticos afirmaron que habían oído hablar de él…

5.- Y por fin llegamos a Bansky

El pasado 5 de octubre, casi todos fuimos testigos, por las imágenes de los telediarios, de como su obra “Girl with  baloon” fue vendida en una subasta de Sothesby´s por la nada desdeñable cifra de 1,4 millones de dólares. Para acto seguido ver como se autodestruía con una trituradora que el artista había programado en el marco. Al asombro de los allí presentes sucedió un aumento considerable del valor de la obra.
Y es que las gamberradas de los artistas al parecer pueden mejorar el concepto que tenemos sobre su arte.




0 comentarios :

Publicar un comentario